Sociedad

Los secretos para cuidar plantas de interior

Las plantas son uno de los elementos decorativos más recurridos cuando se trata de poner una estancia a nuestro gusto. No solo porque aportan colorido a la escena en general, si no por que además sirven para dar vida al hogar o la oficina. El poner plantas de interior decorativas implica un pequeño esfuerzo para su conservación, ya que lógicamente querremos evitar que nuestras plantas luzcan descoloridas o mustias. Os vamos a dar una serie de consejos acerca de cómo se puede realizar el mantenimiento de las mismas, aunque si te interesa conocer más sobre el tema, entra en deco&lemon para saberlo todo.

Cosas a evitar con las plantas de interior

Normalmente, cuando tenemos plantas decorativas, solemos cometer dos errores: un riego excesivo y demasiada exposición al sol. Aunque tanto la exposición solar como el riego son cosas que las plantas necesitan, no se deben hacer en exceso. Igual que nosotros cuando tomamos el sol no debemos pasarnos por los posibles problemas en la piel que nos puede causar, para las plantas pasa lo mismo, salvando las distancias.

De la misma manera que el sol, el agua en abundancia para la planta puede llegar a ser negativa. Cada tipo de planta exige una frecuencia de riego diferente, que es necesario conocer antes de regar porque sí. Esto es un punto importante si no queremos ahogar la planta y que no luzca como se merece.

Consejos para cuidar las plantas de interior

Una vez sabemos las cosas básicas a evitar, vamos a daros consejos. En primer lugar, algo que no se suele hacer con la frecuencia que se debería, es estar atentos a las raíces. En ocasiones, podemos ver como las hojas no lucen bien, y esto puede estar causado por algún problema en las raíces. Es en estas ocasiones cuando toca ver por qué puede estar pasando, y acudir a algún profesional si es necesario para lo revise.

Es habitual que en verano utilicemos el aire acondicionado de forma continua durante el día. Si el aire incide directamente sobre la planta, puede ser negativo y provocar que se deteriore, por lo que debemos cuidar estos detalles a la hora de elegir el lugar donde va a situarse nuestra planta. De la misma manera, es importante evitar que se encuentren cerca de radiadores durante el invierno, ya que las plantas, por lo general, necesitan estar en un intervalo de temperaturas entre 15 y 25 grados, y estar tan cerca de una fuente de calor artificial no puede ser más que negativo.

Otro de los consejos imprescindibles para el cuidado de estas plantas, es que hay que cambiar periódicamente la tierra y la maceta, de cara a que la planta pueda desarrollarse sobre una base adecuada y renovada. Esta es otra de esas pequeñas cosas que no solemos tener en cuenta.

Para terminar, otro consejo relacionado con el riego. Cuando no sepamos si hay que regar o no la planta, lo ideal es comprobar la humedad de la tierra, y si detectamos que está demasiado seca, regarla. Relacionado con esto, es importante elegir macetas cerámicas o de cualquier material que sea transpirable, para evitar que se pudran o se deterioren por exceso de humedad.